domingo, 2 de noviembre de 2008

Futuro retrospectivo

¿Te acuerdas, mi vida, de cuando los niños eran pequeños? Cómo ha pasado el tiempo. Parece que fue ayer cuando sonaba el despertador a las siente en punto de la mañana y había que despertarlos. Marta era tan retozona. En cambio Alberto y Laura empezaban a jugar antes, incluso, de desperezarse. A veces creo que mimábamos demasiado a la caprichosa de Marta. Pero era tan melosa y juguetona. A ti siempre te convencía de todo lo que se proponía. Me acuerdo de aquel verano en Cerdeña cuando se le ocurrió hacer submarinismo y terminaste vestido de buzo sin saber, tan siquiera, nadar. Qué risas nos pasábamos los cinco ¿Sabes, mi vida? A veces, no recuerdo cómo era la vida antes de ellos. Cómo éramos tú y yo antes de entregarnos a la tarea de ser padres. No me acuerdo en qué momento lo decidimos, quizá nunca lo hicimos. Alberto fue fruto de la pasión del principio y la falta de cuidado, claro, pero Laura y Marta no recuerdo en qué momento las hicimos. Laura creo que fue después de nuestra primera crisis, en la reconciliación de tu historia con la siempre fantástica y atenta secretaria para todo, de tu bufete. Pero Marta ¿cuándo hicimos a Marta? ¿Había nacido cuando tú estuviste trabajando en Londres ó la hicimos en una de tus escapadas para verme en aquella época? Ay amor, la verdad es que no soy capaz de recordarlo. Tampoco te recuerdo a ti haciendo otra cosa que ser padre, ni a mí haciendo otra cosa que cuidaros…

- ¿Acepta a Francisco García García por esposo?
- No, no acepto.

12 comentarios:

Adúlter dijo...

Y duele tanto ese no...

Un estertor dijo...

Y que sea lo que Marta quiera.

Soledad Concurrida dijo...

Al fin regresa mi hermosa blogger se le extrañaba, saludos desde Puebla, Mexico

Cati dijo...

Es q... desde lo de Dinio el y q la noche los confunde el apellido Garcia...
Un beso mi niña , me alegro de volver a leerte.

Rose Kavalah dijo...

Vaya momento que elige para ponerse a pensar...
pobre Fernando

Rose Kavalah dijo...

*Francisco

coco dijo...

Sí, así es el matrimonio. ¿Nos casamos? Es para estropear que te echaba de menos.

La casa de Pinel dijo...

que realidad mas grande nos as relatado.
un saludo

ybris dijo...

Me alegra ver que después de tanto silencio vuelves con tu exquisito modo de contar las cosas.
Queda uno prendado y prendido de ciertos recuerdos tanto como de ciertos olvidos.
Lo cierto es que a veces el pasado duele y uno quisiera bien rectificarlo.
O incluso negarlo.

Besos.

theyedropper dijo...

Ahora que había conseguido desengancharme de su prosa vuelve a la carga. No sabes la alegria que me da retomar el vicio de leerte.

Estupenda forma de regresar.

Beige dijo...

Tal vez, y solo tal vez, no recuerdas cuándo ocurrió lo de Marta porque, tal vez y solo tal vez, no fue él.

Me alegro de volver a leerte.

:*

Lynky dijo...

Al fin actualizas, gracias.