miércoles, 6 de julio de 2005

Toc Toc

Qué difícil es tocar a la puerta esperando que te abran y te dejen pasar. Qué difícil sobrevivir al frío de fuera. Qué difícil se hace seguir llamando y no tirar la toalla. Qué difícil no sentirse nada cuando sabes que la solución está al otro lado y se niegan a dártela.

7 comentarios:

aus dijo...

pero si abren esa puerta, seguramente buscaremos tocar a otra...

Negative dijo...

tirala abajo. Siempre funciona.

Juan de Dió dijo...

AMEN y eso ke no soy cristiano

conocer la salucion pero no el camino es lo peor.

Isthar dijo...

Y qué paciencia hay que tener cuando quieres que te abran, cuando estas dispuesta a seguir llamando...

Floydian dijo...

Pero bien vale la pena esperar cuando se abre!!!

PD: Gracias por pasar por mi blog! =)

Inma dijo...

Por ahí quedan sitios en que no hay puertas... así que verás como pronto das con uno
;)

woodsman dijo...

Es mejor retirarte y dejar que sea él quien llame a tu puerta. Se ha acostumbrado a el sonido de tus nudillos en su puerta, cuando le falte, te buscará.