miércoles, 6 de julio de 2005

Los sueños sueños son…

ya lo decía mi madre, que en paz descanse (que no es que esté muerta, sino que ya no vivo con ella).

A menudo me sucede que sueño con grandes acontecimientos a los que por alguna tontería nunca llego. El de esta noche ha sido un tanto particular. Iba a casarme, sí iba a casarme con un hombre. Con el príncipe Felipe (nunca me ha gustado) y yo, claro, estaba muy ilusionada pero en el último momento me doy cuenta de que no tengo zapatos y decido salir a buscar unos en compañía de mi asistente (es mi sueño ¿no?). Me meto en la primera zapatería que encuentro abierta y justo cuando tengo escogido el par de zapatos pienso en lo mal que quedarán unos zapatos así con un vestido tan espectacular como el que tenía (no llegué a verlo pero…) así que salgo a buscar una zapatería de Pura López (la adoro), finalmente la encuentro pero se me hace tarde y no llego a mi boda. Después, muy avergonzada, hablo con el príncipe, mi novio, y le digo que si nos podemos casar al día siguiente. Él muy comprensivo me dice que sí y yo voy y me despierto.

3 comentarios:

Inma dijo...

JAJAJA
Menos mal que te despertaste!!!
:P

PD: a mí nunca me ha gustado el príncipe...

Negative dijo...

…ya lo decía mi madre, que en paz descanse (que no es que esté muerta, sino que ya no vivo con ella).

Juas. un 10.

Isthar dijo...

Como tengas que darle una interpretación a este sueño... XDDDDDDDDDDD