martes, 2 de enero de 2007

Alas


No conviene olvidarse de la realidad. Las alas pueden volar, pero los pies han de seguirlas, para que el vuelo llegue a ser algo más que un sueño. Evitar las piedras del camino, no es más que cortar las alas de aquel que se atreve a soñar y por lo tanto no lo está (loco).

10 comentarios:

ybris dijo...

Sabias palabras.
Somos alas y pies. Vivir exige tener en cuenta los dos y no cortar ninguno de ellos.

Besos

Adulter dijo...

Cierto.
Para soñar, las alas de la imaginación.
Para vivir, los pies que andan el camino soñado.

Treiral_ dijo...

Ultimamente estas que no paras haciendo referencias a la realidad y la fantasia :P Parece que estés amueblando tu mente para el gran cambio ^^

Uno que mira dijo...

El pequeño Léolo y su mantra tan sabio. Te recordaré esto cuando suures bilis :p. Feliz año. Parece que empieza bien.

Astilla en el culo! dijo...

muy cierto.
como dicen por allá arriba, somos ambas cosas.
pero tampoco necesitamos alas para volar, mientrás tengamos una mente activa y corazón que palpite podemos lograr cualquier cosa realizada por los hombres.
saludos y feliz año

Miranda dijo...

Hola.
He creado un blog y he puesto un enlace al tuyo espero que no te importe, un beso y feliz año.

Ma. Candela dijo...

Los dedos llenos de razón, antes de volar se debe equilibrar muy bien el cuerpo sobre esos pies... he llegado por el link de MuArae, y me quede fría con el icóno de mac que tienes, como haces porque soy mac y tengo un problema con todos los cintillos que usan acá, no tengo muchas opciones activadas que en Pc he visto naturalmente cargadas... te he linkeado en mi blog espero que no te moleste y pasaré seguido a visitarte, me han gustado mucho tus letras... :)

nasty dijo...

No se si entiendo mal.....pero....¿no son precisamente esas piedras las que te ponen el lo real?¿en la jodida vida cotidiana?...tan diferente de lo soñado por nosotros

Violador Manco dijo...

Ahora que todos los negros son buenos y todos los maricones unos seres muy simpáticos, a ver si la sociedad ésta se reúne y decide de una vez que no todos los violadores somos mala gente.

Toy folloso dijo...

He puesto una frase de tu blog en mi penúltimo post, no sólo citándote, sino voceando a los cuatro vientos el fervor que por tí tengo.
Guapísima.