lunes, 3 de agosto de 2009

Hombre, renombre y fantasía

Qué guapa está. No fue lo único que su exacerbado rencor hacia ella le permitió sentir cuando pasó junto a él, momentos antes de su declaración ante el juez, sino que también tuvo una desmesurada erección.

-Me ratifico en mi declaración ante el fiscal.
No era más de la una de la madrugada cuando me despedí de mis amigos. Aquella noche celebrábamos el cumpleaños de uno de ellos, pero como no era fin de semana y todos trabajábamos al día siguiente, nos fuimos pronto a casa. Yo decidí irme sola, pero Augusto se ofreció a acompañarme. Augusto y yo nos conocíamos desde el instituto, teníamos buena relación aunque nunca habíamos estado a solas. Reconozco que al principio me sentí un poco violenta, pero como habíamos tomado alguna copa se me pasó después de las primeras bromas en torno a nuestro grado etílico. Yo no estoy acostumbrada a beber y se me sube rápidamente a la cabeza, pero aquella noche estaba en mis cabales.
Al llegar a casa Augusto empezó a bromear sobre la posibilidad de “echar un polvo”, yo me puse nerviosa pero me excitó la idea y le invité a subir.
Media hora después estábamos medio desnudos en el sofá de mi casa.
Todo transcurría con naturalidad hasta que él recibió una llamada al móvil. Se trataba de una chica con la que llevaba semanas viéndose pero que aún no había presentado al grupo, según me comentó momentos después. Me resultó raro pero no le di mayor importancia y me quité la falda. Es en este momento cuando él dice que se marcha, que le gusto mucho pero que es mejor parar. Yo intento convencerle para que se quede, pero no entra en razón y no me dejó más opción que… Que… Fui a mi escritorio y tomé las tijeras, primero le dije que me mataría si se iba. Después al ver que no me tomaba en serio decidí amenazarle a él. Me acerqué y le puse la punta de las tijeras en el cuello mientras acariciaba su miembro con la mano que me quedaba libre. Estaba durísimo. No había duda de que aquello le gustaba tanto como a mí. Él seguía resistiéndose, pero logré llevarle hasta el dormitorio. Allí sin soltar las tijeras ni un solo momento, estuvimos follando durante unas tres horas. Al terminar ninguno de los dos dijimos nada.
No volví a tener noticias suyas hasta la semana pasada en la que se me citaba a declarar acusada de violación. Y yo le repito, Su Señoría, que él tenía el miembro duro e incluso eyaculó en dos ocasiones.-


Augusto era un tipo de apariencia serena. No se le conocían estridencias de ningún tipo. Era un arquitecto de renombre, gracias a sus antepasados. Un buen hombre, que nunca había conseguido tener una relación estable. Sus fantasías sexuales hacían imposible que ninguna mujer aguantara a su lado más de un par de meses, hasta la noche de los hechos. En la que por primera vez disfrutó del sexo en su plenitud.
Augusto jamás perdonó a la responsable de ésto que le “desenmascarara” ante el juez. Aún así hoy la sigue visitando cada diecinueve de mes para disfrutar del “bis a bis” en el que jamás faltan unas tijeras, de plástico.

18 comentarios:

RUFUS dijo...

No soy moralista ni mojigato por lo que la historia no me ha escandalizado demasiado. Después de un par de Aves Marias y flagelarme un poco he recuperado el equilibrio.

Le Meollo del asunto es que un hombre no puede ser violado por una mujer, los bis a bis lo delatan.

por cierto, la justicia tendría que prohibir esos bis a bis entre victima y verdugo de delitos sexuales.

salutos

ybris dijo...

Bordas los relatos, amiga.
Nada de violación.
Las tijeras de plástico lo delatan.

Besos.

theyedropper dijo...

Que pájaro el tio, así la tiene bien encerradita sin peligro de que se marche con otro y a su entera disposición... con suerte en próximo "bis a bis" se trae a sus compañeras de celda. Una lituana amante de las cuchillas de afeitar condenada por tráfico de estupefacientes y una japonesa que confundió el pene de Hiroshi con el atún rojo a la hora de hacer sushi.

Esta moda de los minishorts va a acabar por freírme el cerebro.

laDesconocida dijo...

Hace tiempo que te leo, pero aún no me había atrevido a decirte nada.

Simplemente, darte la enhorabuena por engancharme a tu blog. Me encanta como escribes.

Un saludo y un beso!

coco dijo...

mmmmm... tijeras de plástico...
Qué guarro!

coco dijo...

;)

Toy folloso dijo...

¿Algún tipo de práctica especial que lo haya ofendido sobremanera?.
Es que dicen que por la retaguardia de un caballero no puede entrar ni un pelo del bigote de una gamba....

Raxel dijo...

hola, hace meses que te leo, y no me canso en ocasiones de leer el mismo post una y otra vez, de verdad, felicidades, me fascina como y lo que escribes, espero sigas haciendolo.

Anónimo dijo...

QUE PENA QUE SIGAS CON VIDA...EN FIN...EN CUALQUIER CASO REZARÉ PARA QUE TE MUERAS PRONTITO...AGUR.

Anónimo dijo...

QUE PENA QUE SIGAS CON VIDA...EN FIN...EN CUALQUIER CASO REZARÉ PARA QUE TE MUERAS PRONTITO...AGUR.

Anónimo dijo...

.... ya de regreso y en la distancia.


.... me alegro que vayan bien tus cosas....

.... Un saludo desde Chile,

.... Olivos

Anónimo dijo...

E habierto el foro de los ke despresiamos a esta puta chava.
Pasarse y opinar

putademierdasinclase.com

Anónimo dijo...

Haber si te vuscas un marido y haber si te casas y te dedicas a tu marido y a tus ñiños y te estas en la cocina cocinando y de una vez heres como una persona normal que ya solo te falta ser bollera para ser de todo una puta sin clase.

El Lobo Feroz dijo...

Ese tío es idiota: denuncia a quien le hace disfrutar del sexo como nadie...

Me alegro de que vuelvas a la carga. Un beso.

Anónimo dijo...

por que te pones cuchillas de afeitar en el xoxo?

zorra!

NenaMaca dijo...

XDXD
Tienes congregados aquí uno(s) auténticos despojos humanos eh? Escribes bien, muy bien, pero lo mejor de tu blog es la interminable lista de gilipolleces con las que estos tarados te obsequian.
Espero que los "Anónimos" sean 3 o cuatro personas, porque si toda esa estupidez cabe dentro de una sola no me explico como le alcanza para golpear las teclitas.

Hache dijo...

encontré tu blog por casualidad y simplemente que delicia y extraña satisfacción leer tus relatos.

nasty dijo...

Ahh!
Y al anónimo ese de ahi arriba que le den por culo