miércoles, 16 de enero de 2008

Descubriendo el sexo

No importa su edad, ni su nombre, ni su nacionalidad. Acaba de descubrir el sexo, en toda la extensión de la palabra, y me llama y me habla de las cosas más obscenas del mundo con la naturalidad del niño que aprende a decir su primer taco sin ser, verdaderamente, consciente del significado de la palabra.

Y me río, y se ríe porque se sabe un aprendiz mañoso, de brazos y piernas fuertes, pero de alma tierna.

Su discurso no tiene fin, sólo la limitación de la tecnología es capaz de terminar con el entusiasmo del muchacho contando con detalle sus hazañas de amor, donde él es el protagonista de una historia que jamás imaginó vivir.

Me sorprende la naturalidad con la que su curiosidad consigue sonrojarme al preguntarme cosas como si el semen sabe a lejía. Y me río, y se ríe.

Y en medio de su historia, que en boca de cualquier otra persona parecería el guión de una película porno, me dice: -¿Sabes? me ha dicho que me ama-.

21 comentarios:

Adúlter dijo...

Empezamos a joderla. ;)

Furtiva dijo...

Cuando se descubre así el sexo, cuando le quitas esa capa de miedo, e amor siempre aparece al fondo.

ybris dijo...

Pues suena tierno.
Hay pocos descubrimientos tan intensos como el sexo.
Entusiasmado es poco, sobre todo si le han dicho que le aman.

Besos

Loth dijo...

Gracias por tu visita a mi blog. Hacía tiempo que leía el tuyo, cínico, tierno, provocador y honesto.

Nocturna dijo...

Cuidado, preciosa. Así empieza a arder un fuego que luego quizás no puedas controlar.
Suerte y orgasmos.

Besos Húmedos.

Beige dijo...

Y dime, ¿por qué pregunta si sabe a lejía? ¿ya ha probado la lejía? ¡qué cosas!

:*

Paradox dijo...

Directo al mentón.
Ciertas cosas requieren su tiempo.

theyedropper dijo...

Que envidia, cuando todo es nuevo.

En sexo como casi todo en la vida nadie es un experto, cada cuerpo y cada alma son como teclados a los que se le desconfigura el idioma, sabes donde está la "P" pero encontrar el asterisco ya es mas complicado.

Deliciosamente tierno.

Yanininhia dijo...

Buen texto! ;)

Saludos


Yanininhia

Toy folloso dijo...

¿Un hijo?.
Dialogar muchísimo con ellos tiene como regalo estas complicidades.

Sergio dijo...

Gracias por este post¡

De algunas cosas no me acordaba...

Stolzes Herz dijo...

woow..
reia al leer el texto..
y al final todo dio un vuelco
una sensacion extraña y una
sonrisa de aprecio
por su escrito

muy bueno

saludos

MOB dijo...

De alguien se debe aprender.

mmm...

Es tierno!! no?

En fin...

Tu bloges extraño, pero me sabe bastante a realidad...
Con razon te leen tanto.

Mis respetos

Fruta Prohibida dijo...

Pero..¿existe el sexo sin nada mas?
No lo creo

caliope dijo...

bonito relato, descubriendo el sexo, y el amor? suerte que tiene...

Te he descubierto a trave´s d e enlaces y enlaces, son muy útiles-
jaja!
te seguiré

El séptimo Ángel caido dijo...

encontre este blog, yo también a partir de enlaces, es original, y dibertido, ya lo visitare más amenudo, lamento no explayarme en esta respuesta, pero no dispongo de la experiencia necesaria para ello.

Tal vez, otra vez será.

PEDRO JORGE HERNÁNDEZ GONZÁLEZ dijo...

Vaya, me definiste con dos pinceladas. A mi edad, que me estén definiendo así...

;)

vamlestad dijo...

me ha dejado sin palabras, que limpio escrito, felicidades

Persephone dijo...

Qué bonito! Me ha gustado mucho... Sabes? soy nueva por aquí, pero el día en que me inicie en el sexo, me gustaría que fuera con esa mezcla...
Saludos y un beso!

Alhuerto dijo...

Tambien se puede redescubrir el sexo pasados los 30.

Y encima engancharse a ello.

Me acercaré por aqui a menudo.

Marielisa dijo...

Genial amiga. Lo describiste muy bien en muy pocas palabras, me encanto. Sigue escribiendo.