domingo, 22 de julio de 2007

El Síndrome de La Fea

Varios son los síntomas de las mujeres que padecen este síndrome, victimas todas ellas de una sociedad que las juzga y las llama putas. Aunque a priori pueda parecer que no exista relación alguna entre estos términos.

La mujer que padece el Síndrome de la Fea, es casi siempre fea, desagradable, de facciones casi insultantes a la vista humana, de cuerpo mal formado y desgarbado, incluso su voz puede ser, en ocasiones, un acompañamiento perfecto a todo lo anterior. Esto que aparentemente pudiera afectar únicamente a su aspecto físico condiciona, inevitablemente, su forma de relacionarse con el entorno, mostrándose en ocasiones como frívolas e insensibles para no dejar ver el terrible sufrimiento con el que viven a diario.

Para analizar con detalle el comportamiento de estas mujeres me haré valer de un ejemplo: Mierda.
Mierda tiene veintinueve años. Es poco agraciada físicamente manteniendo una prefecta armonía de malformación en todo su cuerpo. La expresión de su cara es de constante asco y su cutis es el fiel reflejo de la mala vida y las drogas.
Mierda no tiene vida privada, vive por y para el trabajo, donde ha encontrado su refugio, lejos de las niñas que la insultaban en el colegio. Viste como si fuera una estrella del pop y se comporta como si fuera divina. Odia a todas las mujeres de su entorno, especialmente si éstas destacan por su belleza. Busca, incesantemente, llamar la atención del macho comportándose para ello como la zorra que en realidad no es. Esto último la llena de confusión y la obliga a inventarse cosas como que todos los hombres que la conocen se enamoran perdidamente de ella, cuando en realidad la usan, normalmente, como objeto sexual, lo que la ha llevado a no conocer el placer del sexo por lo tanto esta nueva carencia se suma a las anteriores, creándose una espiral de autodestrucción que ella palia tratando de destruir todo aquello que considera una amenaza, ya que, como toda fea ha desarrollado el arte de la manipulación mezclando el victimismo con el irrefrenable odio que siente por la sociedad que tanto la castiga.
Esther Iglesias Caño
Este es sólo un ejemplo, para identificar a las victimas del Síndrome de la Fea. Obviamente pueden existir variaciones de comportamiento, pero a grandes rasgos Mierda sería el perfil de esta patología.
Es importante no confundir a una zorra con una mujer que sufra el Síndrome de la fea, ya que como se puede ver en el ejemplo no es sexo desenfrenado lo que buscan sino la sensación de sentirse deseadas. Es la forma en que su instinto de supervivencia trata de nivelar las miles de veces que se han visto despreciadas y repudiadas.

35 comentarios:

Ignacio dijo...

Este lo guardo en delicious; has retratado a las progres y a la progrez; ellos tambine tienen el sindrome del feo.


Es el problema que tenemmos los qe somos guapos y estamos bien hehcos.

Jody Dito dijo...

Sta. Hijadeputaconclase
Reflejada con exactitud personajes que no sabía bien catalogar y conceptualizar.
Usted me ha ayudado a hacerlo. Mersibian!

Escéptico dijo...

El "síndrome de la fea" se manifiesta de otras formas, no menos aberrantes:

Partiendo de la base de que no todas las feas sufren de dicho síndrome, y de que no todas las guapas están exentas de él, querría explicar cómo se manifiesta en Porquería , amiga de la infancia de Mierda.

Ambas estudiaron juntas de pequeñas pero las circunstancias de la vida decidieron que siguieran caminos distintos. Porquería siempre quiso ser tenida en cuenta en los juegos infantiles, pero en vano; la crueldad con la que se desentienden los niños de quienes les resultan diferentes la despachaba con un árido: tú no, fea.

El tiempo pasó sin depararle más alegrías que las que ella descubría con su ensoñación en la soledad del mundo idílico que fue construyéndose en su imaginación. Casi de inmediato llegaría el cálido cobijo de mojigatas y puritanos quienes, por sus tibias creencias, se sienten obligados a proteger al débil, al estigmatizado o al marginal. Con ellos, proto-monjas y pre-seminaristas, se fue sintiendo segura. Al contrastar las bondades de este nuevo mundo con el dolor que le produjera el anterior, se convertiría en una de las más acérrimas defensoras del pudor, de la decencia y de la religión. Sus más íntimos deseos, permanentemente insatisfechos, serían reconfortados mediante la penitencia, la oración y la fe ciega en confesores mugrientos a los que idealizaba.

Uno piensa que, al mirar para atrás, las dos amigas, Mierda y Porquería , no llevaron caminos tan opuestos. Pues ambas sólo buscaron en distintos pozos la misma cosa: sentirse queridas por una vez en su vida.

a quien? cristian para quien lo entienda... dijo...

Jajajajaja

Esta fue grande...
La fea "comunis" y su hermanastra en el mundo rural la fea "mujigatis".
Pero cabria destacar a la fea "como hombre era mas guapo" o "putadas antropologicas de ayer y hoy presenta" y la fea "antes estaba buena" , que posiblemente es la mas extendida y peligrosa de estas diversas especies de feas y con seguridad la mas estupida...pero en fin... alabada sea la fealdad humana junto con la estupidez cuando no es propia.

Soledad dijo...

eTiene usted toda la razòn sobre lo que dice sobre las Feas... pero què làstima que la sociedad sea las que las arroje a ese destino. Sin compasiòn no puede uno llamarse ser humano

Escéptico dijo...

Caca, también estudio con Mierda y con Porquería, aunque no abandonó sus estudios como ellas. Caca se esforzó mucho más que sus amigas pues sabía que, siendo igual de fea, la vida no le regalaría nada.

Cuando Mierda inició su vida de piedad y rezos Caca comenzó la carrera de moda en la universidad de prestigio. Siempre estuvo entre personas atractivas e influyentes. Desde luego no siendo alguien más entre ellos sino, y eso ella nunca se lo reconocería, como un animal arrastrado y servil que reía las gracias de quienes llevaban la voz cantante, terminando siempre por convertirse en su confidente.

Terminó sus estudios con unas excelentes calificaciones, lo cual le permitió optar a una dirección financiera al poco tiempo. Y desde allí, aún no lo sabía, comenzaría un camino ascendente hasta la cima.

Cuando Caca se sintió segura en lo alto del éxito dejó de ser la mujer arrastrada que coreaba a los demás. Poco a poco comenzó a aflorar el resentimiento de años de silencio y sumisión, pero no de una forma evidente, sino camuflado entre las órdenes de una jefa que despreciaba a sus inferiores. Sobre todo si éstos eran agraciados físicamente. Cada una de sus nuevas víctimas recibía la furia acumulada desde su infancia.

Sus modales eran tan dulces que nadie podía culpar a alguien que sí, es muy fea, pero es tan dulce… Y desde esa posición tan privilegiada dejó que el rencor y el desprecio terminaran por adueñarse de su vida.

Una hija de puta con clase dijo...

Vaya ¡cuánta inspiración!

Anónimo dijo...

No creo que el aspecto físico (en una mujer casi siempre remediable a través de un sistema o de otro) condicione su forma ser ser hasta el extremo que nos cuenta, Sra. Hija de puta-con clase.

loves_pandora dijo...

Yo difiero con el anonimo...

Todas la mujeres estamos sujetas a ciertas variantes de nuestra conducta y desenvolvimiento social partiendo de nuestra imagen...

La hoquedad y algunos otros aspectos no son contruidos solo por la importancia que le demos a nuestra apariencia, sino la carencia de amor propio de y de la perdida de autovalorizacion...

El sindrome de la fea aplicara, casi en todos los casos, a mujeres neuroticas que viven en constante desamor...

saludos...

DarkShu dijo...

Que grandes verdades dices.

juan rafael dijo...

Lamentablemente, para mi hay muchas guapas que se consideran feas, y tampoco son un caso extremo como el del ejemplo.

veinteañeraencrisis dijo...

Una verdad como un templo!
Y con los feos lo mismo.

Anónimo dijo...

felicidades por el blog...creo que me acabo de convertir en un asiduo lector

Anónimo dijo...

Felicidades a ti tambien ultimo compañero anonimo!Contigo los pajilleros ya sois seis mas una pajillera...que os vaya bien la lectura!;)))

Una hija de puta con clase dijo...

Siete contigo ;-)

Anónimo dijo...

:))) No Amorcito...yo no cuento porque como ya sabes no soy pajillero...soy Divino!:P

Te amo Preciosidad...besitos!!!:)

Una hija de puta con clase dijo...

Vale, entonces me quedo con seis pajilleros, una pajillera y un Divino ;-)

Yo también me amo :-P

Albert dijo...

Lo de la infancia me gustó (aquello de que si en la infancia no se aprende a ser feliz, luego hay pocas probabilidades).

¿Que pasa en el caso de que te muestren la felicidad en la infancia, aún en pequeñas dosis, pero se aprende a medias (como te sucedió a tí)?
¿El cinismo es, una protección o una cobardía, para no subir uno mismo ese pequeño y último escalón que quedó pendiente en la infancia?

O alternativamente, una impotencia, una incapacidad para dar continuidad por uno mismo a la felicidad sentida en la infancia.

En todo caso es terrible quedarse a medio camino, ser consciente de ello, y formar una identidad a partir de eso. Es más placentero regodearse en la mierda que dar el pequeño saltito al vacío. El resto de vacíos que ocupan tu vida son un postizo a modo de auto-engaño.

No tardes.

Una inteligencia como la tuya, un blog como este, se merecen un comment decente:

http://www.haloscan.com/

Besos, un adulador

Una hija de puta con clase dijo...

Sólo como aclaración: el cinismo, el sarcasmo y la ironía son un arte imposible de manejar sin inteligencia. Arte, que como has podido comprobar, manejo a la perfección.

Ni te molestes en atacarme, eres torpe y este lugar te queda grande.

Albert dijo...

¿Atacarte?
Estás loca!!!!

Con personitas como tú a lo único que puede aspirar uno es a divertirse, aprender y disfrutar de la vida.

¿eres torpe?
Yo diría directo, pero en fin, nunca se sabe.

¿y este lugar te queda grande?
en todo caso este lugar te queda pequeño a ti. Eres infinitamente más grande de lo que tu ego pueda imaginar. Lo de Hija-de-puta no te lo crees ni tú. Ya te gustaría. Con clase quizás, pero para las grandes inteligencias eso de la clase es un artilugio secundario, la mayor vanidad es la que no se ve. Si se ve, es una apariencia. Y si está es por algo.

Un petó,

Abraham dijo...

Es bastante cierto, claro, lo que hecho en falta es, ... soluciones, no todas las feas tienen este síndrome, jiijiji, encontraron su sítio? y las que lo tienen, ... como pueden solucionarlo?

Anónimo dijo...

Bueno, sí, muy bonito todo; incluso los piques estos y los que velan las armas cabizbajos también. Total en el fondo todos somos igual de diferentes (lo siento, tenía que poner una frasecita para no ser menos, que ultimamente el nivel está muy alto) Pues eso, lo dicho, que vengo de nuevo con la oferta de los mojinos, pero que te enrolles y acoquines la cuenta please que yo estoy aun tieso. Como mis cuentas de correo se han ido a parír y como el movíl también es historia. Coño! pues que me llames. Si por el contrario va a ser que no, también hazmelo saber (de nuevo) Gracias y molesten por las disculpas. Fdo.: El Director Creativo Indigente o humanoide (coño!)

Anónimo dijo...

ay! yo soy un poquito asi =s

Anónimo dijo...

Vaya...vaya...la sorpresa mas esperada del verano...que el Director Creativo el indigente intelectual y universal todavia no se ha enterado que no va a follar...y sigue con las miserables ofertas el subnormal en su desesperado intento de encontrar alguen que le rompa el cuello...estando cada vez mas cerca de lograrlo!:)))) Pues..enterate Coño que tu carma es depender toda la vida de tu mano derecha y no vas a ver ni vas a sentir otra cosa hasta que te mueras!!!Joder...te lo estas buscando...he...!!!

Anónimo dijo...

Eso es un "no"...?

Y en el supuesto de ser un "no", es un "no" permanente o solo un "no" provisional?

Fdo.: Dirección de Arte y Otras Manualidades

Pd: Es la mano izquierda, no la derecha. No nos confundamos.

Anónimo dijo...

Pues claro que es un "No" Co�o...tu que pensabas...que era una broma!!?? Es un "No" provisional pero para toda la vida porque permanente puede ser solo la gilipolles!;-) Y lo de la mano...no es tan importante porque en el caso tuyo se puede considerar que las dos son izquerdas asi que confusion no hubo en ningun momento! Y bueno...si te ha quedado claro ya...esntonces puedes seguir tranquilamente con las manualidades!:))))

Comandomonjas dijo...

Él no aprobaría est-o

marcaliope dijo...

genial

Javier Solera dijo...

Gran texto. Gran texto.

monsieur le six dijo...

Existen muchas mujeres así, desgraciadamente, y la verdad es que no hacen más que crearse problemas a ellas mismas y a quienes se rodean. Es triste, pero los complejos de las mujeres han causado muchos estragos en el mundo.

Anónimo dijo...

de vez en cuando paso por el blog, y lo leo de arriba a abajo... Me gusta muchisimo... aun que mas gente te lo dirá, por que no escribes un libro o algo? Bueno, que sigas... que me viene bien... odio sentirme identificada con alguna de las entradas del blog! U.U
Tienes tanta confianza en ti misma como haces ver? parece muy dificil eso en una mujer... a veces pienso que nadie la tiene... solo simulas tenerla o no... bueno que me gusta muchismo tu forma de pensar, incluso la envidio! jejeje... saludos^^

iux!!! dijo...

1ªvez k entro al blog y es rechevere ... completamente de acuerdo con el post... yo me siento refea aunk no lo sea (digamos k no lo soy .. segun dicen) interiormente soy mas bonita (flores pa mi ps minimo)ay no se el mundo es de las k se sientan bien pero en mi deep dep (lease depresion profunda) en la k estoy me siento peor .....

Afrikaa dijo...

me enkanta lo que has eskrito has deskrito a la perfekccion un perfecto perfil de histrionica cargante viktima letal...a mi menkanta deskiciarlas....

qbit dijo...

Pero si es tan fea, ¿cómo es que tiene una vida sexual tan variada?. Si no quiere ser usada, que no lo sea. ¿O es que la obligan?. ¿Pero qué mamarrachada hipócrita es esta?. El caso es quejarse, emplear el victimismo y autocompadecerse, deporte femenino preferido.

Hay muchos tíos peor que la tal "fea" y a nadie le interesa, así que menos rollos patateros.

Slu dijo...

Sí, no hay que confundir a las zorras, vivan las zorras.